República Dominicana guarda increíbles tesoros para sus visitantes. Las playas y los espacios naturales tienen un lugar privilegiado, pero no se puede dejar de lado la riqueza de la historia que está inscrita en múltiples lugares de la isla. Entre ellos, destaca la ciudad colonial de Santo Domingo.

Conocida también como Zona Colonial, es la parte más antigua de Santo Domingo. Tiene el privilegio de ser el primer asentamiento que fundaron los colonizadores en América: la fecha de su fundación se remonta a 1502.

Para los apasionados de la historia, recorrer la Zona Colonial de Santo Domingo será una fuente de historia viva: sus hermosos edificios coloniales conservan gran parte de su esplendor y de hecho, en 1990 sus 93 hectáreas fueron declaradas por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Entre todas las maravillas que podrás observar en la Zona Colonial, hay tres que destacan e incluso son consideradas por muchos como las tres joyas de la ciudad colonial: las ruinas de San Nicolás de Bari, la iglesia de Santa Maria la Menor y la Universidad Autónoma de Santo Domingo

Ruinas de San Nicolás de Bari

En su momento, San Nicolás de Bari fue el primer hospital de La Española. Mandado a construir en 1503 por el gobernador don Nicolás de Ovando, funcionó como iglesia y centro de salud. El hospital empezó a funcionar en 1522, prestando sus servicios hasta mediados del siglo XVIII, cuando fue abandonado.

Un terremoto a principios del siglo XX terminó de devastar la edificación: para 1911 fue necesario destruir algunos muros por el peligro de derrumbe que presentaban. Sin embargo, si deseas visitar el lugar de noche, la iluminación lo convierte en un lugar lleno de magia y ensueños pasados.

Las ruinas de San Nicolás de Bari está ubicadas en la calle Hostos 356. Dependiendo del lugar donde te encuentres, hay transporte público que te dejará en las cercanías.

Iglesia de Santa María la Menor

Es conocida también como Catedral Primada de América. En 1546 fue declarada como la primera catedral del Nuevo Mundo por el Papa Pablo III. Su aspecto conserva todo el encanto del arte gótico. Una particularidad es que posee una puerta llamada del Perdón, porque cuando los presos la cruzaban, eran perdonados inmediatamente.

Los tesoros que guardan sus paredes son dignos de descubrir. Acércate a este hermoso lugar, situado en las calles Arzobispo Meriño e Isabel Católica, en pleno corazón de la ciudad colonial. Para llegar hay transporte público que te dejará a pocas cuadras.

Universidad Autónoma de Santo Domingo

Este especial lugar inició sus clases en 1534. Para 1538, era la primera universidad del continente americano. Hoy en día, aloja a la conocida Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Para disfrutar a plenitud y conocer los detalles, es recomendable tomar una visita guiada. En unos 30 minutos habrás hecho el recorrido. La universidad se encuentra en la calle Padre Billini, igualmente en el corazón de la ciudad colonial. Varias rutas de transporte llegan hasta las cercanías.

Deja un comentario