Pocas locaciones de las tropicales riberas de la Republica Dominicana pueden llevarse realmente el apelativo de ser un auténtico paraíso tropical como lo suelen ser las dunas de Bani. Un espectáculo de arena serpenteante y natural el cual gracias a su prístina belleza, han podido ser clasificadas bajo el título de Monumento Natural, a partir del mes de Julio del año 1996. Específicamente, a través de la reforma titulada como decreto 233-96.

Hoy por hoy, las dunas de bani se tratan de un emplazamiento ampliamente visitado por turistas de todo el mundo. Debido a sus múltiples rasgos micro climáticos, bioma único y ubicación geográfica particular, se trata de un ambiente completamente privilegiado, con un importancia biológica singular tanto para su país como para toda la cuenca caribeña.

Todo sobre las dunas de Bani: Principales rasgos geológicos, físicos y climáticos que caracterizan a este maravilloso emplazamiento natural.

Conocidas desde el punto de vista técnico como la Reserva Científica Natural Felix Servio Ducoudray, este particular complejo desértico se encuentra ubicado sobre la península de Las Calderas, a unos 115 kilómetros de distancia de la ciudad capital de Santo Domingo. Teniendo como importante punto de referencia a las poblaciones de Matanzas, Las Salinas y Calderas. Según informes científicos la formación de este inmenso campo de dunas, se inició durante la era geológica del pleistoceno y ha invertido millones de años como tiempo para sepultar a la península entera en una capa arenosa de 15 por 3 kilómetros de extensión.

Se conoce que las corrientes marítimas y oceánicas que transportan la arena hasta este lugar, extraen el material de la desembocadura de arroyos geográficamente cercanos. Siendo principalmente señalados dentro del proceso al Bahía, Bani y Nizao, ubicados a unos 5, 12 y 25 kilómetros de forma respectiva. En total se cree que el monumento de las dunas de Bani, soporta unos 117.4 millones de metros cúbicos de arena compuesta por materiales como el cuarzo y silicatos. Todo lo cual comprende un volumen más que suficiente como para explicar el porqué de la existencia de dunas de más de 35 metros de altura en el lugar.

Consejos para visitar las dunas de bani: Horarios de atención, senderos turísticos y mobiliario más importante a necesitar.

Sin duda alguna, existen diferentes formas y maneras a través de las cuales los visitantes pueden disfrutar de la maravillosa experiencia que regala todo este monumento natural. Sin embargo, la más conocida suele ser la opción brindada por recorrer el Sendero Santanilla, una vía interna de 1.5 kilómetros de extensión, la cual de forma segura permite al visitante recorrer los más variados y exóticos paisajes. Se aconseja siempre realizar la travesía siempre en compañía de terceros. La boleta de entrada es de carácter obligatorio y solo puede ser expedida por la autoridad referente al Centro de Recepción de Visitantes, apostado a la entrada del área protegida.

Para pernoctar en el campo interno, se recomienda a los turistas apostar por un calzado y vestimentas ligeros. Con implementos como gorra, bloqueador solar y una hidratación abundante. Para llegar sin contratiempos a las dunas de Bani, normalmente podrá hacerse el recorrido por tierra a través de la autopista 6 de Noviembre, y desde Bani mediante la carretera Máximo Gómez. Las visitas solo son permitidas entre el horario comprendido entre las 8 de la mañana y cinco de la tarde entre los días de lunes a viernes. Para lo cual solo será necesario un importe máximo de 50 pesos.

Deja un comentario