La importancia histórica del turismo cultural en República Dominicana, viene de la mano por el hecho de tratarse del primer asentamiento en tierra firme orquestado tras la colonización española ocurrida en 1490. En la actualidad, aun subsisten vestigios de dicha época, impresos por lo tanto entre sectores como la arquitectura, el patrimonio y diversos sectores dominados por los cascos coloniales que los diferentes visitantes podrán apreciar.

El propósito de las diferentes agencias e industrias turísticas que hacen vida a nivel internacional. Es incluir a este tipo de turismo entre las ofertas actuales, priorizando el hecho de que la mayoría de las estructuras, gozan de un grado de preservación muy cercano al original. Lo cual invita al visitante a encontrarse con la auténtica cara y atmósferas vividas durante el siglo XVI.

  • Casco Colonial de Santo Domingo: Zona geográfica la cual en si misma representa no solo la cuna de todo el turismo cultural de la ciudad sino de toda la República Dominicana. Prueba de ello, lo representa la presencia de edificaciones como el Museo Nacional de Historia y Geografía seguido de otros de su género como el museo de Historia y Geografía, del Hombre Dominicano y el de Casas Reales. De gran importancia para esta localidad lo es también el reconocido Faro a Colon. Un edificio cruciforme de 800 metros de largo, construido en honor al almirante Cristóbal Colon.
  • Parque Nacional los Tres Ojos: Otra de las importantes atracciones localizada en Santo Domingo Este. Su importancia histórica estriba en que fue descubierto durante el año de 1916 durante la intervención del gobierno norteamericano de entonces. Se trata de un conjunto de cavernas de origen natural producidas por el paso de Brujuelas, un rio subterráneo que desemboca en el célebre balneario de Boca Chica. Sus cuatro principales lagos llevan los respectivos nombres de Lago Azufre, La Nevera, El lago de las Damas y los Zaramagullones.
  • Basílica de Higuey: También conocida como la catedral de Nuestra Señora de Altagracia a partir de 1947. La razón por la cual este santuario resulta importante, es porque contiene dentro de sí la imagen de La Altagracia, primera  evangelizadora de América y por lo tanto Patrona del Nuevo Mundo. Se encuentra construida siguiendo el trazado cruciforme tradicional, siendo de importante atención el hecho de que su puerta de entrada principal, este construida de láminas de broce revestidas con una capa de oro puro de 24 quilates.
  • La Fortaleza de San Felipe y su relación con el turismo cultural: La bahía de Puerto Plata, le sirve de asiento a esta importante edificación desde mediados del año de 1565, cuando el rey Felipe II de España ordeno su construcción. En su época fue utilizada como escudo militar de defensa ante los posibles invasores. Razón por la que hoy día goza de una ubicación estratégica, justo sobre el malecón. Hoy en día se ha convertido en un importante museo histórico donde son expuestas importantes piezas bélicas que durante siglos han forjado la identidad histórica del turismo cultural tanto de la Republica Dominicana como de toda su región.

Deja un comentario