El alcázar de Colón es el primer palacio fortificado del nuevo mundo y está ubicado en el corazón de la Ciudad Colonial de Santo Domingo. No debes perderte la visita a este lugar tan emblemático de República Dominicana, donde la historia de América está escrita en cada piedra.

La edificación del alcázar de Colón se realizó cerca de los farallones que sobresalen del mar, pero orientado hacia el río. El terreno para su construcción fue cedido por el rey Fernando el Católico al virrey de las Indias, don Diego de Colón.

La construcción del alcázar de Colón

Para construir este magnífico palacio, don Diego de Colón contó con nada menos que mil 500 indígenas a la orden de albañiles españoles. Entre 1510 y 1514, el alcázar fue edificado con un estilo que mezclaba el gótico con el renacentista español e italiano.

El alcázar es ciertamente magnífico: tiene 72 puertas y ventanas y originalmente contaba con 55 estancias. En la actualidad, hay 22 estancias abiertas al público en perfecto estado de conservación, así que no te lo puedes perder.

Los constructores de este alcázar se esmeraron: en su construcción no se empleó un solo clavo. Originalmente, el alcázar poseía importantes piezas de gran valor artístico. Pero los historiadores señalan que en 1586, el corsario inglés Francis Drake invadió la ciudad y tomó parte importante de las piezas del alcázar.

Reconstrucción polémica

Como todas las cosas de edad considerable, el alcázar sufrió los embates del tiempo y parte del él quedó en ruinas. Para 1870, fue declarado monumento nacional, pero es apenas en 1955 cuando se decide acometer los trabajos de rehabilitación del palacio.

Sin embargo, en ese momento, los responsables de la obra no respetaron las delicadas pautas del diseño original, sino que se realizaron modificaciones que transformaron su aspecto.

De cualquier manera, visitar el Alcázar de Colón es realmente dar un viaje al pasado: las veintidós estancias conservadas que se pueden recorrer tienen tanto mobiliario como elementos decorativos de los siglos XIV, XV y XVI, y muestras del estilo de vida de siglos pasados.

Las estancias del Alcázar de Colón han sido testigos de una importante parte de la historia de América, así que cuando las recorras, es justo pensar que conquistadores como Cortés o Velázquez caminaron por esos mismos espacios y tomaron decisiones que afectarían el destino de esta parte del mundo.

Cómo llegar al Alcázar de Colón

El Alcázar de Colón está ubicado en la Plaza de España, calle La Ataranza de la Ciudad Colonial de Santo Domingo. En los alrededores de la Plaza España, hay animados cafés donde podrás pasar un agradable rato.

Llegar al Alcázar no es difícil: hay algunas rutas de transporte público que te dejarán a algunas cuadras de tu destino, por lo que puedes aprovechar para recorrer las calles de la ciudad colonial con calma.

Deja un comentario