Al sur de Baní, Puerto Hermoso, puedes encontrar un lugar paradisíaco llamado Playa Salinas. Una de las mejores cosas de este lugar es su excelente ubicación, ya que se encuentra en la Bahía de Las Calderas, a solo una hora de Santo Domingo, en República Dominicana.

Arena grisácea, aguas cristalinas del Mar Caribe y olas increíbles, son algunas de las características de Playa Salinas. ¿Por qué es una de las preferidas de los jóvenes surfistas? Porque su ubicación hace que el oleaje sea perfecto para surfear, pero además es uno de los pocos lugares casi desérticos que hay en la zona y tiene una playa lo bastante grande para descansar tranquilamente.

Exótica como pocas, Playa Salinas es insólita no solo por su belleza, sino porque casi no la conoce el turismo masivo, a pesar de estar llena de encanto natural. ¡Incluso se rumorea que han aparecido sirenas en esta playa! ¿Será por eso que algunos dicen que es el Edén en la Tierra?

Qué hacer en Playa Salinas

Esta playa es una de las más extrañas rarezas que hay en República Dominicana, ya que casi no tiene explotación turística, no solo en la costa, sino en la zona. Es por eso que te recomendamos aprovechar para descansar alejado del ruido del turismo masivo, aunque puedes visitar el restaurante local para probar la gastronomía local.

Obviamente, una de las actividades perfectas de esta zona debido al oleaje es el surf, aunque si no te interesa o no eres experto en este deporte, puedes tomarte la tarde para broncearte en su arena grisácea.

Si te interesan otras actividades, puedes ir a las Minas de Sal locales, en la que verás la industria local en plena acción, además de un espectáculo natural hermoso. También puedes ver en la zona la Salina de Baní, que también son preciosas y se encuentran de camino a Playa Salinas.

En caso de que te interese ver bellísimos barcos, quizás tengas la oportunidad de hacerlo, ya que muy cerca de Salinas se encuentra la Base Naval Las Calderas, desde donde se pueden avistar la potencia de la marina dominicana.

Cómo llegar a Playa Salinas

Para llegar hasta Playa Salina tienes que recorrer los 27 km que la separan de la ciudad de Baní. A un kilómetro está Salinas, un pueblo que ha recibido su nombre gracias a la explotación de salitrales marinos durante mucho tiempo. Las Minas de Sal y la Salina de Baní son testimonio directo de lo importante que fueron para el surgimiento del pueblo.

Para volver, si se elige la ruta que se dirige a Palmar de Ocoa, tendrás la opción de admirar desde la carretera una fantástica vistas de la Bahía de Las Calderas. Además, después de Palmar de Ocoa, a través de la costa, podrás admirar las casas de lujo extremo que hay en la zona y son propiedad de la burguesía local.

Deja un comentario