Recorriendo la carretera Barahona-Enriquillo, en la provincia de Barahona, se encuentra una de las playas más concurridas del sur de República Dominicana. Se trata de la paradisiaca Playa San Rafael cubierta de pequeñas y pulidas piedras blancas/crema y enmarcada por una orilla de mar color azul turquesa.

Las piedritas pulidas son producto de la erosión causada por el fuerte movimiento de las olas que ocasiona un enérgico roce entre las piedras.

La playa se extiende justo al lado de la carretera principal de la costa. Una de sus características es que en ella se combina el agua dulce del río con el agua de mar, teniendo estos dos ambientes de ensueño armoniosamente conectados.

Desde la playa puedes tener sin iguales vistas panorámicas de las montañas con piscinas de agua y hermosas cascadas que corren hasta la orilla del Río San Rafael que finalmente se integra con el Mar Caribe.

Locales y turistas extranjeros visitan permanentemente tanto la playa como el balneario. Sobre todo lo hacen durante los días feriados y los fines de semana.

Si practicas el surf en la Playa San Rafael encontrarás buenas olas para practicarlo, sobre todo en horas de la mañana. Por la orilla hallarás vendedores de comidas y bebidas, especialmente de platos dominicanos de mariscos.

El paisaje y el ambiente paradisíaco del lugar son incomparables. Sin embargo y debido a la profundidad de las aguas, la mayoría de visitantes prefiere bañarse en el agua dulce y disfrutar tranquilamente en familia.

Playa San Rafael: una combinación perfecta

En esta playa de Barahona se conjugan de manera excepcionalmente perfecta, aguas, playas, ríos y montañas como una obra de la naturaleza. Esta rica combinación de aguas te hará pasar de unas vacaciones inolvidables.

San Rafael es algo así como el paraíso que combina el agua dulce y la playa, gracias a una caída de agua que baja desde las montañas de la Sierra de Bahoruco.

Sus aguas azul turquesa te invitan a vislumbrar sus olas y dejarse llevar por el sonido envolvente que produce el choque del mar con las piedras. Las verdes montañas que la acompañan al igual que sus litorales adornan con esplendor natural la playa y la costa.

Qué hacer en la Playa San Rafael

Puedes practicar el surf. Pero si mejor prefieres un día familiar lo más aconsejable es que vayas hacia la parte del río, piscinas naturales y sus aguas dulces, para que puedan bañarse tranquilamente.

En esta área también podrás compartir juegos de mesa, oír música, disfrutar deliciosos bocadillos entre otras cosas. Este plan resulta un plan muy económico y al alcance de todos los bolsillos.

Visitar Barahona y no ir a la playa San Rafael es algo que no debe sucederte.

Deja un comentario