¿Pensando en viajar a Santo Domingo? Si es así no te vayas y sigue leyendo acerca de la ruta a realizar por los imprescindibles de Santo Domingo. 

La Zona Colonial de Santo Domingo es un lugar que destaca por su alta presencia de monumentos históricos y arquitectónicos de importante antigüedad. La existencia del mismo, supone una verdadera capsula del tiempo para un mercado nacional que cada vez se masifica con el apogeo del turismo y la innovación. Para múltiples visitantes resulta gratamente sorprendente ver como la cultura existente entre sus diversas calles se aún se mantiene vigente. Todo ello a pesar de que hayan pasado más de cinco siglos después desde que fuera fundada por Bartolomé de Colon en 1498.

Los diversos puntos turísticos existentes en dicha ciudad datan de épocas tan remotas como la propia colonización española de América. Siendo la Republica Dominicana uno de sus emplazamientos de mayor antigüedad. El turismo que se concentra sobre esta zona ha representado ser una excelente alternativa a las apuestas naturales y deportivas que desde a inicios de siglo dominan el mercado turístico nacional.

¡No te pierdas los imprescindibles de Santo Domingo!

  • Catedral de la Zona Colonial de Santo Domingo: Mucho más que por solo su aspecto, el nivel de prestigio con el que es asociada es debido a ser la primera iglesia construida en el conteniente. Su arquitectura se nutre de un estilo puramente gótico, y su entrada a ella es completamente libre. Dado su alto grado de preservación, la misma se encuentra en actividad hoy día y continúa siendo el asiento para todo tipo de celebraciones y misas.
  • Baluarte del Conde: Se trata de un emplazamiento que reúne todas las características que permiten recordar a la época en la que fue usado como un importante bastión militar. El complejo está compuesto por un conjunto de cinco zonas que en su totalidad se identifican con el Parque Independencia, el Fuerte de la Concepción y el Altar de la Patria, sin además olvidar a las Puerta del Conde y de la Misericordia.
  •  Alcázar de Colon: Hoy en día es un renombrado museo, sin embargo, en su época fue construido con el propósito original de ser la residencia permanente del reconocido hijo de Cristóbal Colon, Diego. Esto si bien funciono de manera temporal, no impidió en modo alguno que esta estructura sobreviviera con el tiempo. Hoy día sus veintidós salas se encuentran llenas de ornamentos preciosos, vestigios indiscutibles de su época.
  • Fortaleza Ozama: Al igual que otras importantes edificaciones de la Zona Colonial de Santo Domingo, esta locación se reconoce por ser la pionera dentro de su género. Mucho más que un centro de asalto, este lugar era utilizado por los colonos como una importante estación de vigilancia, razón por la cual se encuentra emplazado justo sobre la orilla del rio del mismo nombre justamente sobre la costa directa del Mar Caribe.
  • Calle de las Damas: Su nombre hace referencia a las experiencias con las que se identificaba durante su época original. Se trataba del lugar preferido de las damas de María de Toledo, la esposa de diego Colon para pasear y realizar así frecuentes actividades sociales. Hoy en día es una de las secciones más ampliamente visitadas de la Zona Colonial de Santo Domingo, con una reconocida capacidad para sorprender al turista con una combinación de estilos arquitectónicos incomparables.

Si te ha gustado nuestra sobre por los imprescindibles de Santo Domingo, no dejes de visitar el resto de recomendaciones en República Dominicana.

Deja un comentario