No fue hasta los años 80 cuando los turistas comenzaron a ver lo que ofrecía la Península de Samaná. ¿Por qué se tardaron tanto? Es uno de los sitios turísticos en República Dominicana más bellos y con más cosas por hacer. Prepárate para recorrer el lugar natural mágico por excelencia del país.

Le Península de Samaná: Desarrollo y naturaleza

Quién iba a pensar que un brazo de tierra de 12,000 kilómetros cuadrados se convertiría en un sitio turístico primordial. La Península de Samaná conserva su esencia natural y salvaje, pero que no ha perdido los fieles detalles del desarrollo poblacional.

El considerado ‘’Edén dominicano’’ es un sitio ideal para hacer turismo de todo tipo. Por ejemplo, es el hogar de una zona natural llamada Haitises, un lugar que alberga más de 215 especies nativas de animales, donde destaca el Solenodonte, un roedor venenoso.

Las ballenas: el punto de inflexión

El rápido crecimiento de la Península de Samaná no fue sólo por su espectacular belleza. Turistas nacionales y extranjeros encontraron en Samaná el sitio perfecto para admirar ballenas. Las ballenas jorobadas llegan a medir hasta 17 metros de largo, y se mudan temporalmente a las aguas de esta parte de República Dominicana.

Aquí se aparean y podrás observar todo el rito de cortejo, por lo que hay altas probabilidades de ver ballenas saltando. Pero también las aguas de 25 a 30 grados crean el entorno perfecto para el nacimiento, haciendo que los visitantes admiren a lo pequeños ballenatos que están gustosos de saludar.

Se ofrecen diversos tipos de excursiones a precios diferentes. Tienes que ir a la península durante el periodo de mayo a noviembre.

Sitios para ver y para observar

Si tu intención no es coincidir con los gigantes mamíferos, puedes tener la opción de ver y visitar un par de sitios muy famosos en la Península de Samaná. El primero de ellos son las cavernas donde los indios Taínos dejaron sus huellas permanentes. Aun se encuentran los pictogramas y petroglifos para entender la forma de vida de los antiguos habitantes. Tienes que contratar una lancha de excursión para llegar ahí.

También puedes observar las formaciones rocosas ubicados en el poblado de Cayo de los Pájaros, donde las rocas han creado surcos que vale la pena admirar.

Ambos son tours que requieren la contratación de lanchas para trasladarte en toda la península. Lo bueno es que en todo hotel hay personas dedicadas al turismo

Cómo llegar

Afortunadamente ya se puede llegar muy fácil a la Península de Samaná. Tienes que tomar un vuelo internacional o desde Santo Domingo al aeropuerto internacional Juan Bosch-El Catey. Está a 12 kilómetros del centro de reunión, Las Terranas.

Dentro de Las Terranas habrá hoteles, restaurantes y muchos tipos de tiendas para comprar. Pero aquí será tu punto central, ya que albergará todo tipo de excursiones para ver estos y otros atractivos turísticos.

Deja un comentario