Visitar en familia República Dominicana implica sumergirse en un auténtico viaje en donde la aventura, la recreación, la diversión y un conjunto de multitudinarias experiencias serán siempre una constante de todos los días. Situada en el corazón de la cuenca caribeña, este país se encuentra dotado con todas las características naturales para ser en primer lugar un emplazamiento deportivo muy clásico y nutrido.

A toda dicha ecuación se le suman las diferentes aportaciones de locaciones históricas, comerciales, turísticas y recreativas que extienden por mucho el panorama de actividades para gozar junto con los seres más queridos. Estas son algunas de las actividades más importantes que tu familia y tú no se podrán perder.

  • Excursiones guiadas por cuevas subterráneas.

La famosa locación de la Cuevas de las Maravillas, resulta ser a nivel nacional, el lugar más apropiado para ello. Tal y como su nombre lo indica, este complejo natural entre las poblaciones de La Romana y San Pedro de Macoris, alberga todas las características para convertirse en un excelente destino del turismo familiar. En su interior, el visitante podrá encontrarse con manifestaciones de arte rupestre, petroglifos, cuevas imposibles además de cavernas que datan desde hace miles de años en la antigüedad.

  • Visitar en familia República Dominicana y sus atracciones a los Parques Temáticos.

Cuando se trata de gozar de las oportunidades turísticas que brinda el hecho de visitar en familia República Dominicana, resulta muy fácil darse cuenta de que para ello no existe ningún tipo de rango de edad. Aquí en esta localidad Punta Cana, es el lugar en donde las experiencias son más variadas que cualquier otro destino popular. Sus parques temáticos permiten disfrutar de actividades como los Go Karts, Escaladas, Cruces de puentes colgantes, y travesías guiadas a  través de la vegetación.

  • Diferentes oportunidades para el Rafting al visitar en familia República Dominicana

Comúnmente estas actividades pueden ser llevadas a cabo en la población de Jarabacoa, la cual goza de un clima templado totalmente permanente. Además de ser el asiento de importantes instalaciones para la práctica deportiva de este género, mediante incesantes experiencias llenas de mucha adrenalina y acción. Los caudalosos rápidos del rio Yaque suele ser  los mayormente utilizados para este tipo de encuentros deportivos. Sus tours guiados duran en promedio poco más de tres horas.

  • El Kitesurf y el desplazamiento sobre ruedas.

En Puerto Plata, se encuentra ubicado el pueblo de Carabete, el cual se ha convertido en toda una excelente locación para la puesta en marcha del kitesurf. Sus playas rebozan de un importante oleaje propicio de la acción de los renombrados vientos alisios. Al otro extremo, en la Península de Samaná, Playa Rincón alberga importantes escenarios para el alquiler de vehículos cuatro ruedas. Todo ello, para mayores de 14 años, con la inclusión de almuerzo y tiempo de descanso para la práctica del buceo, o la complementación junto a caminatas sobre la playa al pie de los cocoteros.

  • Tour de Safari por tierra.

En toda la República Dominicana, no existe población más indicada para este tipo de actividad que la reconocida Bayahibe. Todos sus diferentes planes podrán ser ejecutados a bordo de un sistema de Jeeps trucks, en compañía de guías turísticos experimentados. Toda esta travesía podrá ser llevada acabo en múltiples idiomas. A través de dicho recorrido se podrá visitar en familia a locaciones diversas de caña de azúcar, y así poder conocer el poblado de Higuey distinguido por la imponente Basílica de Nuestra Señora de la Altagracia. Sin olvidar por supuesto al célebre y ya cinematográficamente conocido cauce del Rio Chavón.

Deja un comentario